Noticias

Los proyectos han permitido mostrar la autonomía de los estudiantes de la UTEM al momento de involucrarse en iniciativas laborales.

En compañía de autoridades, empresarios y docentes, se desarrolló la ceremonia de cierre de Proyectos de Aprendizaje y Servicio (A+S): Clínicas Empresariales y Proyectos con organizaciones, donde los estudiantes expusieron a los presentes, el trabajo de asesorías a empresas, realizado durante meses.

Durante el primer semestre de este año, estudiantes de la Escuela de Diseño de la Facultad de Humanidades y Tecnologías de la Comunicación Social -que incluye las carreras de Diseño Industrial y Diseño en Comunicación Visual- y la Escuela de Industria de la Facultad de Ingeniería -con las carreras de Ingeniería Industrial e Ingeniería Civil Industrial-, participaron en las Clínicas Empresariales, instancias que permiten a los estudiantes, aplicar lo aprendido en las cátedras de estudio, y a los empresarios, recibir asesorías de forma gratuita.

Mario Torres Alcayaga, Vicerrector de Transferencia Tecnológica y Extensión, destacó que “este tipo de proyectos contemplan un desafío para la universidad y un constante aprendizaje. La pregunta es quién está aprendiendo acá, y claramente somos nosotros como institución, retroalimentando también la docencia, porque nos vemos frente a situaciones que no habíamos resuelto ni planificado, como la realidad misma”.

Los estudiantes participantes presentaron parte de las clínicas en que trabajaron, exponiendo a los presentes el proceso que vivieron, desde la presentación de las necesidades y urgencias de la empresa, pasando por el diagnóstico de las principales soluciones, hasta la implementación del plan de acción.

Las asesorías de este ciclo de clínicas, involucraron el amplio abanico de habilidades adquiridas durante los años de academia en la UTEM, siendo potenciadas por los académicos a cargo de cada una de las clínicas empresariales formadas.

Durante la ceremonia, Diego Haristoy y Carlos Cáceres, quien fue representado por la Directora de la Escuela de Diseño, Pilar del Real, junto a los académicos de la Escuela de Industria, Mariela Muñoz y Yohana Palominos, todos guías en las clínicas, se refirieron al proceso de los estudiantes.

“Para todos es un aporte, porque te hace cuestionar si realmente el aprendizaje y herramientas entregadas a los estudiantes, les va a servir en la vida profesional. Con este proceso, con cada paso vamos viendo la preparación de los jóvenes, que finalmente se refleja en estos trabajos”, señaló Diego Haristoy.

Entre los proyectos presentados, se encuentra la asesoría realizada a Conversiones San José (CSJ), empresa del rubro automotriz, dedicada a satisfacer necesidades de la industria, a través del diseño, desarrollo y fabricación de elementos para el equipamiento de vehículos especiales en Chile.

La asesoría, a cargo de los estudiantes Constanza Barros Martínez y Matías Muñoz González de Diseño Industrial, ofreció a la empresa un plan de acción y metodología de trabajo, orientado a la optimización del proceso productivo en el corte de fibra de vidrio; permitiendo a los estudiantes, aplicar la teoría aprendida en la Universidad.

Por su parte, estudiantes de la Escuela de Industria de la Clínica de Márketing a cargo de la académica Mariela Muñoz, presentaron la asesoría realizada a la empresa veterinaria Vet Portugal, centro veterinario integral que buscaba potenciar su imagen y ampliar sus servicios.

Para alcanzar el objetivo, los estudiantes realizaron estudios que clarificaron el desempeño de la veterinaria hasta ahora, identificando los puntos más débiles en su estrategia, arrojando resultados que abarcaban desde el desempeño comercial hasta las estrategias comunicacionales empleadas.

Rocío Almendras, encargada de Metodologías, destacó la aplicación de la metodología en los proyectos de este semestre, donde “se puede advertir totalmente que hay procesos de aprendizaje de alta calidad . Uno ve las imágenes que mostraron, los procesos que implementaron, y si bien no tienen un énfasis social marcado, en relación al trabajo en comunidades, es importante advertir el impacto social en el entorno que tienen este tipo de proyectos”.

Por su parte, Marcelo Abrigo Parra, Encargado del Consejo Asesor Social y Empresarial, se refirió a la ganancia de la universidad al participar en estas iniciativas. “Con esto nosotros podemos evaluar si lo que estaba enseñando la universidad es lo que el estado y el medio está demandando, y ese enriquecimiento para una universidad, no tiene precio”.

Durante la jornada, la Directora de la Escuela de Diseño, Pilar del Real Westphal y el Director de la Escuela de Industria, Rodrigo Geldes Requena, agradecieron la oportunidad que estos proyectos entregan a los estudiantes y resaltaron el desempeño de los participantes, quienes fueron capaces de entregar propuestas con proyección real.

Los Proyectos de Aprendizaje y Servicio (A+S), se preparan para iniciar una nueva etapa de trabajo entre estudiantes y empresas, teniendo por objetivo sumar a nuevas carreras de la Universidad.

Por Daniela Bozo Villarroel.

Ver galería de fotos

Fuente: noticias.utem.cl